Ir Directamente al Contenido Principal

Empaque Interno

El empaque interno proporciona protección al envío durante el proceso de distribución. Un buen empaque interno debe tener la capacidad de proteger el producto contra golpes y vibraciones, y después volver a su forma original para proporcionar más protección. Hay una serie de métodos y materiales para empacar internos que hay que tener en cuenta antes de enviar un paquete.

Materiales para empacar internos


Relleno suelto
Utilizados principalmente para rellenar espacios para artículos ligeros. Este tipo de empaque interno no se recomienda para productos planos, estrechos o densos, que puedan movilizarse dentro del paquete. Dado que los materiales de relleno suelto también pueden moverse o asentarse durante el proceso de distribución, el producto puede moverse dentro del paquete, exponiéndose a una mayor probabilidad de daños. La pauta mínima para los materiales de relleno suelto consiste en utilizar un mínimo de dos pulgadas (5.08 cm) alrededor de todos los lados del contenedor. Además, el paquete deberá estar ligeramente rebosante para permitir el movimiento y el asentamiento del producto. Los materiales de relleno suelto, como las Bolas de Espuma de Poliestireno Expandido, pueden generar electricidad estática y dañar los artículos electrónicos. Es recomendable utilizar bolas de espuma antiestática para el caso de los artículos electrónicos. Utilice bolsas plásticas, laminado de burbuja u otros elementos para envolver el artículo, de manera que las bolas de espuma no puedan ingresar en áreas en las que pudieran ocasionar daños a su mercancía.

Laminado de Plástico con Aire Encapsulado
Material para empacar formado por burbujas de aire incrustadas entre dos poli-láminas selladas entre sí. Este proceso permite que el aire encapsulado proporcione amortiguación para proteger los artículos contra impactos. El aire encapsulado proporciona un buen acolchado para los artículos ligeros, es flexible y se puede cortar para envolver productos de prácticamente cualquier forma o tamaño. No debe utilizarse para envolver productos pesados. Si utiliza laminado de plástico con aire encapsulado, utilice varias capas para asegurar que todo el producto está protegido, incluyendo las esquinas y los bordes.

Laminado de Espuma de Polietileno
Material laminado liviano, suave y resistente que proporciona una excelente protección a las superficies y cuenta con excelentes propiedades como material amortiguador. Ideal para proteger artículos livianos.

Empaque Inflable
El empaque inflable utiliza la presión del aire para proteger y mantener los productos en su lugar dentro del embalaje y proporciona una barrera de aire para la amortiguación. Las condiciones climáticas extremas afectarán la cantidad de presión de aire en las bolsas. En condiciones de frío intenso, el volumen de aire disminuirá, con lo cual se generará un espacio adicional dentro del paquete y aumentará el riesgo de daños al producto. En condiciones de calor extremo, las bolsas pueden expandirse, lo cual creará tensión en las uniones o empalmes del embalaje.

Las variaciones de altitud también pueden afectar el volumen de aire dentro de las bolsas. El traslado de zonas altas a zonas bajas (por ejemplo, empacar un envío en Denver, Colorado, y enviarlo a Nueva Orleans, Luisiana) hará que las bolsas de aire disminuyan en tamaño; por el contrario, los viajes desde regiones bajas hasta regiones altas causarán que las bolsas aumenten en volumen.

Espuma de Empaque/Espuma en Bolsa
La Espuma de Empaque/Espuma en Bolsa se forma con una mezcla química que se expande y forma un molde protector alrededor del contenido. La espuma de empaque forma un molde alrededor de cualquier producto, proporciona soporte a las esquinas, protege los bordes y es útil cuando se necesita acolchado. Para obtener una máxima eficacia, la espuma de empaque debe distribuirse de forma uniforme alrededor de los artículos. De lo contrario, la espuma no protegerá el producto. Seleccione la densidad correcta de la espuma para satisfacer las necesidades de empaque, que pueden ser desde el llenado de vacíos hasta acolchado de alto rendimiento.

Papel Kraft
El papel Kraft (no periódicos ni papel prensa) se envuelve y se arruga para llenar los espacios vacíos dentro de un paquete con artículos de peso liviano a mediano, no frágiles. Cuando utilice papel Kraft, enrolle fuertemente el papel y utilice por lo menos dos pulgadas (5.08 cm) alrededor del contenido y entre los distintos artículos. Asegúrese de que haya por lo menos dos pulgadas (5.08 cm) de papel Kraft en los seis lados de la caja.

Amortiguación con Papel
El acolchado con papel multicapas (no periódicos ni papel prensa) es ideal para envolver artículos de tamaño mediano a grande, no frágiles, y aquellos que pudieran requerir absorción de la humedad. La amortiguación con papel es excelente para llenar espacios vacíos.

Espuma de Poliestireno Expandido (EPS)
EPS es una espuma moldeable, liviana y de bajo costo, con capacidad mínima de amortiguación de impactos. EPS a menudo se diseña con varillas que se comprimen al recibir un impacto y luego regresan a su forma original. No es tan resistente como poli-espumas tales como el polietileno y el poliuretano. EPS es un material adecuado para envíos menos frágiles.

Espuma de Polietileno (PE)
PE es una espuma con celdas de baja densidad. La espuma PE moldeada o fabricada ofrece capacidades superiores para absorber impactos y vibraciones, lo que la hace muy adecuada para la amortiguación de artículos frágiles o de alto valor.

Espuma de Poliuretano (PU)
El poliuretano es una espuma de baja densidad, flexible, que ofrece un buen nivel de absorción de impactos y resistencia. Dado que es liviana y flexible, es más adecuada para cargas livianas.

Cartón Corrugado
Dos o más capas de cartón corrugado de una o dos paredes pueden colocarse en láminas una sobre la otra para formar bloques o acolchado. Estas placas se pueden utilizar para formar una capa protectora entre el producto y el contenedor. Las placas de cartón corrugado son especialmente apropiadas para productos pesados, semifrágiles o no frágiles. Al cartón corrugado se le puede dar forma de bandejas, revestimientos, particiones y otros accesorios de paquete para proteger productos semifrágiles o no frágiles y aumentar la integridad del embalaje.

Métodos de Acolchado

 

Bloqueo y Refuerzo
Puede fijar y reforzar los envíos con un material resistente que absorba la energía de choque y la dirija al punto más fuerte del producto. El método de fijación y refuerzo es el método de amortiguación de impactos de preferencia para paquetes pesados.

Flotación/Relleno
La flotación es un método para envolver un objeto con pequeñas piezas de material de amortiguación que se desplazan o fluyen en el paquete, para llenar los espacios vacíos del paquete y distribuir las zonas de impacto a lo largo de toda la superficie del producto.

Envoltura
Mediante la utilización de materiales laminados de diferentes tipos es posible envolver piezas individuales para proteger artículos pequeños. Este método no es adecuado para la protección de productos pesados.

Suspensión
La suspensión es un método para mantener el producto empacado alejado de los lados del contenedor, a fin de protegerlo. Los materiales utilizados para suspensión son tiras, cinta adhesiva, tiras elásticas, película de polietileno u otros apoyos que pueden actuar como elementos de inmovilización flexibles.

Cajas Moldeadas
Las cajas moldeadas se adaptan a la forma del producto y distribuyen uniformemente la fuerza sobre éste.

 

Powered By OneLink